Limpiar a fondo tu casa; el “spring cleaning”.

En España no es muy conocido el término “spring cleaning” —del inglés, “limpieza en primavera”— pero sí es una expresión muy común en países anglosajones y bastante puesta en práctica cuando se trata de limpiar a fondo la casa. ¿Por qué en primavera? Pues porque esta estación se asocia con la renovación y los cambios, y con la limpieza de casa se pretende darle un aire fresco y limpio al hogar. Ahora bien, ¿en qué consiste exactamente el spring cleaning?

 

limpiar a fondo

 

Limpiar a fondo en primavera… o cuando quieras.

La realidad es que puedes limpiar a fondo cuando quieras, pero sí es verdad que la primavera ofrece cierta simbología que puede que lo convierta en algo, no sólo necesario, sino incluso apetecible.

1.- Los armarios de la cocina. Son los grandes olvidados durante la limpieza diaria. Puesto que están llenos de platos, de ollas y de todo tipo de utensilios, no solemos prestar mucha atención a su limpieza “profunda”; por lo menos una vez al año hay que limpiarlos bien, o muy bien.

2.- Las ventanas. Sí, da mucha pereza y algunas no son nada fáciles de limpiar a fondo, particularmente por el exterior, pero es necesario hacerlo. Aunque sólo sea para que entre más luz en casa. Tampoco descartes llamar a un limpiacristales para que haga el trabajo por ti.

3.- El lavavajillas, el horno, la lavadora y la nevera. Deberían limpiarse por lo menos una vez al mes, pero si no es tu costumbre, aprovecha el spring-cleaning. Algunos lavavajillas disponen de un programa específico para ello, así como los hornos.

4.- Suelos de madera y tarima. No te limites a limpiarlos, sino a repararlos o a darles algún tratamiento para que recuperen su esplendor original. Tu casa lo agradecerá.

5.- Los armarios roperos. Limpiar a fondo también afecta a los armarios de los dormitorios, y es una excelente ocasión —por ejemplo— para organizar la ropa y deshacerte de las prendas que ya no estés utilizando.

6.- Los colchones. Suelen quedar escondidos —y olvidados— bajo las fundas, pero es de vital importancia mantenerlos libres de suciedad, ácaros y polvo. Aspíralos, airéalos y elimina las posibles manchas que tengan con un producto específico para tejidos.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *