Material de empaquetado para mudanzas…que ya tienes en casa

Porque, aunque no lo creas, no siempre tienes que comprar material de empaquetado para la mudanza. Por supuesto que te harán falta cajas de embalar y seguro que no tendrás decenas de ellas en casa, pero puede que sí dispongas de otros elementos y materiales que pueden dar mucho juego. ¡Veamos cuáles!

 

material de empaquetado

 

 

Busca el material de empaquetado en casa antes de comprarlo

  • Bolsas de plástico con auto-cierre. Nos referimos a las bolsas para alimentos, que tienen una especie de cremallera para sellarlas y dejarlas cerradas. Estas bolsas vienen muy bien para guardar los tornillos y tuercas de los diferentes elementos que descolguemos o desmontemos en casa. Puedes escribir sobre ellas con un rotulador permanente para evitar confusiones.
  • Maletas. Todos tenemos maletas, ¿no? Y si las usamos para viajar, ¿por qué no aprovecharlas para llevar nuestra ropa en la mudanza? Son el material de empaquetado perfecto para la mudanza.
  • Toallas y trapos. Son perfectas para proteger espejos, adornos o cualquiera de nuestras pertenencias que necesiten viajar acolchadas y protegidas. Incluimos en este apartado los calcetines —¡limpios por favor— y las camisetas de algodón. Todo vale, y ahorrarás dinero en material de empaquetado; no tendrás que comprar tanto papel burbuja.
  • Bolsas de basura. Una manera muy simple y efectiva de transportar tu ropa es metiéndola toda, a granel, en grandes bolsas de basura. Sí, tendrás que preocuparte por volver a ordenarla —y seguramente plancharla— en destino, pero es probable que tuvieras que hacerlo de todos modos. Las bolsas de basura son un material de empaquetado muy socorrido.
  • Los cajones de tus muebles. Si no quieres, no tienes que vaciar los cajones de tu cómoda o armario. Puedes dejar en ellos la ropa, cubriéndolos con film transparente de cocina para que la ropa no se salga durante el trayecto. Al llegar a destino, podrás colocarlos directamente y ahorrar mucho tiempo…y mucha plancha.
  • Papel. En general, los papeles de publicidad, los periódicos usados o los papeles de regalo que usemos en navidad nos pueden servir para acolchar el interior de las cajas de vajilla u otros elementos frágiles que transportemos.

Lo mejor de todo es que los consejos que te hemos ofrecido en este post son muy ecológicos. Ahorra en material de empaquetado y le estarás haciendo un favor al medioambiente.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *