La mudanza con adolescentes; consejos prácticos

Mudarse puede ser algo traumático para el más común de los mortales, pero la mudanza con adolescentes supone un reto todavía mayor, por razones más que evidentes. El traslado de nuestro hogar suele obedecer a criterios económicos o laborales y muchas veces no se tienen muy en cuenta las necesidades o motivaciones de nuestros hijos. Y esto puede acarrear problemas.

Con esta excusa queremos ofrecerte hoy algunos consejos y recomendaciones a seguir para que la mudanza con adolescentes no sea tan traumática y que la transición se produzca de la manera más suave posible.

 

mudanza-con-adolescentes

 

La mudanza con adolescentes no debe estresar a nadie

1.- Pide opinión a tus hijos y hazles partícipes de la decisión. Por supuesto que tú tomarás la decisión final, pero es bueno que se involucren desde un principio. Pregúntales —por ejemplo—cómo quisieran que fuera su dormitorio en la nueva casa, o en qué tipo de barrio les gustaría vivir. De este modo no se sentirán tan excluidos de lo que sucede a su alrededor.

2.- Que te ayuden a investigar el nuevo vecindario. Haz una excursión de reconocimiento de la nueva zona a la que estáis pensando mudaros, y plantéalo como un juego, como algo divertido.

3.- Uno de los ejes principales de la mudanza con adolescentes es la elección de colegios. Dada la importancia de este apartado, procura que tus hijos intervengan en el proceso desde el principio. No les apuntes a ninguna escuela o instituto sin antes haber conocido con ellos de primera mano las instalaciones, y que por lo menos tengan la oportunidad de opinar al respecto.

4.- Teniendo en cuenta que lo más importante de la mudanza con adolescentes es su integración, tampoco es mala idea que les apuntes a alguna actividad deportiva que les ayude a conocer gente y a hacer amigos.

5.- Por último, una manera de que tus hijos sobrelleven mejor el traslado es dándoles alguna tarea de la que puedan hacerse responsables.  Puedes encargarles el etiquetado de cajas, o que vigilen a los hijos más pequeños, o que supervisen a vuestras mascotas. Cualquier cosa que les ayude a mantenerse ocupados y a sentirse útiles.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *