Mudanza con animales | ¿Qué debo tener en cuenta?

Ya hemos tratado lo relativo a una mudanza con perro en este blog, pero hemos creído conveniente reflejar aquí algunas consideraciones más generales y tratar la mudanza con animales. Porque sí, el perro es una de las mascotas más habituales, pero existen muchas otras posibilidades. A todas ellas aplican los siguientes consejos y recomendaciones.

 

mudanza con animales

 

Muy a tener en cuenta en tu mudanza con animales

1.- En primer lugar, asegúrate de que tu mascota esté permitida en el lugar al que vas. ¿Te mudas de país? ¿Qué normativa existe allí en cuanto a la tenencia de animales domésticos? ¿Te mudas a un edificio de apartamentos? ¿Qué dice la comunidad de propietarios al respecto? ¿La casa a la que te cambias es de alquiler? ¿Sabe tu arrendador que tienes una mascota? Todo esto debe tenerse en cuenta en la mudanza con animales.

2.- Ten el papeleo en regla. Independientemente de las exigencias en este sentido que te impongan allí donde vayas, es importante que tengas siempre al día la cartilla veterinaria de tu mascota. De este modo, el nuevo veterinario podrá conocer inmediatamente la atención y cuidados necesarios para tu perro, gato, camaleón o tortuga, por poner sólo algunos ejemplos.

3.- Antes de una mudanza con animales, cerciórate de que tu mascota está convenientemente identificada, tanto interna como externamente. Nos referimos a la identificación mediante chip, obligatoria en casi todos los casos, pero también a la chapa identificativa exterior, con un teléfono de contacto para casos de pérdida o extravío.

4.- Elige el mejor método de transporte para la mudanza con animales. Si vas a viajar en coche y siempre dependiendo del tamaño de tu mascota, lo mejor es que viaje contigo. En este caso, ten siempre en cuenta la normativa en cuestión de seguridad. Los perros, por ejemplo, han de viajar en un transportín o asegurados con un arnés de sujeción especial. Y lo mismo aplica para los gatos. Pero, ¿y otros tipos de animales? Infórmate bien con anterioridad.

5.- Por último, si tu animal ha de trasladarse en avión, habla con tu línea aérea sobre las condiciones en las que viajará. Es habitual este tipo de transporte para perros, gatos, pájaros e incluso peces, pero algunas compañías no aceptan serpientes venenosas o animales exóticos.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *