Mudanza de antigüedades; cuestión de experiencia

En las mudanzas es muy habitual etiquetar determinadas cajas con el apelativo de “frágil”, dando de algún modo a entender que el resto de nuestros muebles y enseres no lo son. En Mudanzas Arquera partimos de la premisa de que todas sus pertenencias han de ser tratadas con sumo cuidado, evitando así daños y disgustos innecesarios. Para nosotros, todo es frágil. En la mudanza de antigüedades somos todavía más cuidadosos.

Todos tenemos en casa algún mueble u adorno “viejo”, comprado o heredado, que quizá haya pasado de generación en generación y que tiene para nosotros un valor sentimental incalculable. Es probable que a su valor material tampoco se le pueda poner precio. Hoy queremos asesorarte sobre cómo llevar a cabo una mudanza de antigüedades.

 

mudanza-de-antigüedades

 

Mudanza de antigüedades; cuenta siempre con la ayuda de profesionales

  • Nuestro primer consejo se cae por su propio peso; lo más recomendable es encargar tu mudanza de antigüedades a una empresa profesional; ¿por qué arriesgarte a hacerlo por tu cuenta? Las empresas de mudanza están más que acostumbradas a los trabajos delicados.
  • Independientemente de si sigues nuestro primero consejo o si haces la mudanza por tu cuenta, no es mala idea limpiar tus muebles antiguos antes de trasladarlos, pero evitar usar barnices o productos que puedan hacerlos más resbaladizos. De este modo, será más fácil manipularlos.
  • Protege tus muebles todo lo que puedas con papel burbuja o mantas, pero no exageres. Es importante que el mueble u objeto sea fácil de coger y levantar.
  • Si un objeto delicado está conformado a su vez por partes móviles (como cajones, o tapas), retíralas y empaquétalas por separado.
  • Nunca uses cinta de embalar directamente sobre la superficie de tus objetos más preciados. Ten en cuenta que ésta puede dejar marcas indeseadas.
  • En una mudanza de antigüedades la palabra “arrastrar” está terminantemente prohibida. Levanta siempre los muebles sobre el suelo y, si son extremadamente pesados, emplea en todo caso un pequeño carro para moverlos.

Para terminar, debemos insistir. La mudanza de antigüedades no puede quedar en manos inexpertas y siempre es mejor recurrir a profesionales. Si aún así insistes en hacer la mudanza por tu cuenta, has de saber que puedes alquilar elevadores para muebles que te facilitarán mucho el trabajo. Llámanos y conoce todos los detalles.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *