Mudanza en invierno | Precauciones y consideraciones

Dado el temporal de frío que está azotando España en estos momentos, nos ha parecido bastante apropiado el tema de cómo afrontar una mudanza en invierno. Porque, aunque nos creamos que las condiciones meteorológicas no debieran afectar, sí lo hacen, más de lo que creemos. Debemos por supuesto tener en cuenta el tiempo que hace y tomar ciertas medidas y precauciones en este sentido. Veamos cuáles son.

mudanza-en-invierno

 

La mudanza en invierno obliga a ciertas precauciones

1.- Empieza pronto por la mañana. Ten en cuenta que en invierno los días son más cortos, y no hay nada peor que encontrarse descargando un camión en plena noche. Madruga todo lo que puedas y aprovecha todas las horas del día que te sea posible. Las empresas de mudanza están además acostumbradas a las horas intempestivas.

2.- Por increíble que parezca, en algunos sitios de España está nevando a nivel del mar, ¡en las playas! Si ha caído nieve en tu zona y te encuentras de mudanza, procura mantener despejada de nieve la entrada de tu casa y el camino que haya que recorrer desde la puerta hasta el camión de la mudanza. Evitarás tropezones y resbalones.

3.- La mudanza en invierno obliga a que vistas de manera inteligente, utilizando varias capas de las que puedas ir desprendiéndote. Evita las prendas grandes y abultadas que puedan limitar tus movimientos. Necesitas poder moverte con libertad.

4.- Asegúrate de que tu coche está en buenas condiciones para circular en situaciones extremas de frío. Que el depósito esté lleno, que los neumáticos tengan el suficiente dibujo y que el resto de elementos de seguridad activa y pasiva funcionen correctamente. ¡Y ten siempre en el maletero unas mantas!

5.- Vigila la previsión meteorológica durante tu mudanza en invierno. Seguramente tenías planificado mudarte desde hace unos meses, pero si el tiempo se complica demasiado y, por ejemplo, se cortan las carreteras, tienes que ser flexible y estar dispuesto a posponer el traslado. ¡Aunque te duela!

6.- Por último, durante tu mudanza en invierno, ten siempre a mano un termo con alguna bebida caliente, como té, café o chocolate. Es una excelente manera de templar el cuerpo y de levantar también el ánimo.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *